Va de mecanografía y teclados

Estándar

Cuando yo iba al colegio, gran parte de lo que se consideraba dar clase de informática era simplemente mecanografía. No se a los demás, pero a mi me encantaba escribir correctamente en el teclado (aunque los ejercicios no eran nada agradables). El simple hecho de colocar bien los dedos en las teclas correctas mejoraba considerablemente tu velocidad de escritura, y eso en la época de auge de los servicios de mensajería instantánea y las salas de chat, era toda una ventaja. Cuando aprendemos a escribir en un teclado a veces adquirimos ciertas malas costumbres debido a nuestro uso específico del teclado (usamos más algunas teclas y eso deforma nuestro uso normal), o porque nunca nos paramos a aprender correctamente.

Para un usuario normal, esto puede no ser un impedimento, pero si tu trabajo depende de escribir en un teclado gran parte del día, quizá puedas mejorar tu flujo de trabajo y tu salud usando correctamente tu herramienta de trabajo. Cuando me refiero a que puedes mejorar tu salud, quiero hacer referencia a las conocidas enfermedades que achacan a este grupo de personas, tales como el síndrome del tunel carpiano. Estas enfermedades pueden hacer de tu trabajo un infierno, e incluso invalidarte completamente para el mismo.

Para evitar esto antes de que suceda podemos tomar ciertas medidas al respecto, como mejorar nuestra postura cuando usamos un ordenador, colocar tus manos correctamente, usar un ratón grande (si, los ratones esos tan monos y tan pequeños son bastante peligrosos para la salud de tus dedos y muñecas), o no apoyar las muñecas a la hora de utilizar el teclado, al contrario de lo que muchos piensan.

A veces es dificil cumplir con todos estos consejos, pero una cosa que si que podemos hacer es comprarnos un buen teclado que nos obligue a obedecer a algunos de ellos. Después de algún tiempo de búsqueda, yo me decidí por el teclado Truly Ergonomic Keyboard, o TEK abreviado. Una de las cosas que tenía muy clara es que quería comprar mi primer teclado mecánico, no solo por su comodidad sino por el simple hecho de probar ese tipo de teclas. Además, el teclado tenía que ser ergonómico de alguna forma. Pero primero os contaré un poco acerca de los teclados mecánicos.

Teclados mecánicos

Se denomina teclado mecánico a aquel que tiene conmutadores mecánicos en lugar de los de membrana que encontramos regularmente en los teclados. La diferencia principal es la sensación al pulsarlos. Todo sabemos como se siente pulsar un teclado de membrana. Es una sensación uniforme y blanda, con poca o ninguna oposición por parte del mecanismo. Dichos conmutadores de membrana estan hechos habitualmente para durar de 5 a 10 millones de pulsaciones por tecla, lo cual puede parecer mucho, pero se ve superado gratamente por los conmutadores mecánicos que duran una media de 50 millones de pulsaciones. Si atendemos al sonido, debemos reconocer que los teclados de membrana son mucho más silenciosos que los mecánicos, debido que a que la membrana de los mismos está fabricada con materiales plásticos o silicona, y por tanto no aportan ni el sonido ni el tacto de los conmutadores mecánicos.

Existen distintos tipos de conmutadores dentro de la gama de conmutadores mecánicos, y dependiendo del fabricante, la diferencias entre ellos pueden ser notables. El fabricante de conmutadores mecánicos más conocido actualmente es Cherry, que clasifica sus dispositivos por colores. Existen tres grandes tipos de conmutadores mecánicos para este fabricante:

Lineales

Los tipos negro y rojo son conmutadores lineales, sólo existe una pieza dentro del conmutador y dicha pieza baja hasta provocar el click en el teclado. Estos conmutadores son adecuados para jugadores de videojuegos, debido a que requieren de una pulsación más regular. La diferencia básica entre ambos conmutadores es que los negros requieren una fuerza de actuación mayor para la pulsación, con lo que con los rojos conseguiremos unas pulsaciones más rapidas y ligeras.

Cherry MX Black

Cherry MX Black

Sensación táctil, sin click

Estos conmutadores estan diseñados para sentir la sensación de click cuando la tecla vuelve a su posición inicial, dándonos una sensación de seguridad de haber pulsado la tecla correctamente. Sin embargo, son silenciosos y no tienen el famoso “click” que asociamos a los teclados mecánicos antiguos. El color más comun en esta categoría es el marrón, ya que el transparente es dificil de encontrar en el mercado. Podríamos decir que los transparentes son una versión más dura de los marrones.

Cherry MX Brown

Cherry MX Brown

Sensación táctil, con click

Son la versión con sonido de los anteriores. Con un sonido muy característico, los conmutadores azules y verdes, son los que más pueden captar la atención debido a su inconfundible click. La versión verde es también más moderna y dificil de encontrar en el mercado, y tan sólo aporta una mayor resistencia a la presión que el azul.

Cherry MX Blue

Cherry MX Blue

Los dos últimos tipos de conmutadores son más adecuados para el usuario que se dedique más tiempo a escribir que a jugar en su ordenador debido a su sensación táctil.

Otra característica de los teclados mecánicos modernos el N-key Rollover. Esto permite al teclado registrar cualquier numero de pulsaciones simultáneas, lo cual los jugadores aprecian bastante.

En mi caso, mi teclado nuevo esta construido utilizando conmutadores mecánicos Cherry MX blue (los conmutadores azules de los que hablábamos arriba) y de momento la diferencia con un teclado convencional de membrana es asombroso. Sin embargo, las teclas en sí no son un problema, el problema es el posicionamiento.

Ergonomía y configuración de un teclado

Llamamos configuración de un teclado, en inglés layout, a la distribución física de las teclas en el mismo. En España (y parte del resto del mundo), se utiliza una distribución de teclado estándar, y las letras estan configuradas en el orden que dictamina la distribución QWERTY. Si miráis hacia el teclado que tenéus en este momento ante vosotros, lo más probable es que su configuración sea la misma que la docena que hemos utilizado anteriormente, sin contar el factor de tamaño o espacio entre las teclas. Conociendo este dato, me aventuré a comprar un teclado con una distribución un poco menos convencional. La distribución de la letras sigue siendo QWERTY, pero la posición de las teclas especiales y modificadores cambia bastante con respecto a la de un teclado convencional, como podéis ver en la siguiente imágen.

Truly Ergonomic Keyboard

Truly Ergonomic Keyboard

Además el teclado se encuentra ligeramente curvado, lo qual nos alivia de tener que girar excesivamente las muñecas como habitualmente, y las teclas estan dispuestas en forma de matriz. Párate un momento a mirar tu teclado. ¿Te habías dado cuenta alguna vez que sus teclas se encuentran dispuestas ligeramente en forma de escalera? Probablemente no. Esto es una característica ideada para que los brazos de las máquinas de escribir no se atascaran entre ellos con pulsaciones muy rápidas. Esto, como podemos imaginar, es bastante obsoleto, y fuerza a nuestros dedos a hacer unos movimientos extraños para tener que presionar teclas que no estén en la línea central del teclado. Los teclados que disponen sus teclas en forma de matriz no tienen de este problema, y para pulsar una tecla de la fila inferior del teclado simplemente tendremos que mover el dedo correspondiente ligeramente hacia abajo, y no en diagonal. Como muestra de un teclado en forma de matriz, podemos ver abajo una imágen de detalle del TEK, en este caso su parte izquierda.

Matriz de teclado

Matriz de teclado

Esta configuración me ha descubierto un mal hábito adquirido al escribir en teclados convencionales, probablemente desde hace bastantes años, y es el escribir la letra c con el dedo índice en lugar de con el dedo corazón (el de en medio vamos). Adaptarme a este cambio no ha sido fácil y dificulta aún mas el hecho de adaptarte a un nuevo teclado a la hora de trabajar.

Sumado a esto tenemos que, como he dicho antes, las teclas especiales más utilizadas se encuentran en una columna central que separa en dos a las teclas de letras normales. En orden descendente, y ascendente en el tamaño de la tecla tenemos, la tecla Meta de tu systema operativo (Super para Windows, Command para Mac OS X), tecla Delete, Tabulador, Retroceso y Enter. A los lados tenemos las teclas Mayúsculas, Control, y Alt (en ambos lados, porque es un teclado simétrico). Tambien cambian teclas como la barra (“/”) o el bloqueo de mayúsculas que se traslada a la parte superior del teclado, por su poco uso. En mi caso he intercambiado las teclas Control y Mayúsulas (ahora se encuentran donde se encontrarían el bloqueo de mayúsculas y el mayúsculas en un teclado normal) debido a que para el uso de la línea de comandos y en el editor Vim es mucho más cómodo tenerlas en esa situación.

Sin duda esto es lo más complejo a la hora de adaptarse a este nuevo teclado, y me encuentro borrando letras y usando el ratón más de lo que me gustaría (por el cambio del tabulador principalmente), pero se nota que su uso es mucho más intuitivo que donde se encuentran habitualmente estas teclas.

Conclusión

La conclusión es clara, si queréis adaptaros a un nuevo teclado aceptad el hecho de que os va a costar unos dias. Multiplicad esa cantidad si el teclado cambia radicalmente la configuración de sus teclas, y os veréis en la situación en la que me encuentro actualmente. Eso si, (de momento) no lo cambiaría :p

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s